Ropa ecológica y moda sostenible: preguntas y respuestas sobre está tendencia social.

Ropa ecológica y moda sostenible preguntas y respuestas sobre está tendencia social

¿Qué es y cómo se hace la ropa ecológica?

La ropa ecológica, también llamada «moda ética«, «moda sostenible» o «slow fashion»  es una tendencia creciente en la industria de la moda que intenta formar un movimiento social alternativo que intente concienciar sobre el terrible impacto de la industria textil actual sobre el medio ambiente y las precarias condiciones de trabajo en las que se produce la mayoría de la ropa que podemos encontrar en las grandes, y conocidas por todos, cadenas de moda.

«The green is the new black»

Significado de moda sostenible.

La moda sostenible es aquella que se produce considerando el impacto social y ambiental que tiene su desarrollo. La ropa ecológica es aquella cuyos tejidos se obtienen de un cultivo responsable durante el ciclo de vida de los mismos. Teniendo especialmente en cuenta que para el desarrollo de las prendas orgánicas los productos que se utilicen no sean tóxicos, que el ciclo de producción sea  respetuoso con los terrenos de cultivo y que la mano de obra que se emplea tenga unas condiciones, derechos laborales y unos salarios dignos.

Es especialmente significativo el compromiso de la moda sostenible con la reducción de las emisiones de carbono ya que la ropa ecológica se produce planificando y minimizando las emisiones de este gas y de otros causantes del efecto invernadero.

Además en tanto en la producción como en la comercialización de la moda ecológica se tienen en cuenta factores como la ausencia total de plásticos o de otros productos perjudiciales o potencialmente contaminantes para el planeta.

En la elaboración de prendas ecológicas se incluye el uso de tintes ecológicos tanto para teñir los tejidos como para imprimir los estampados.

Origen de la moda sostenible:

Hasta la revolución industrial de finales del siglo XVIII no hubo ningún conflicto entre moda y medio ambiente, anteriormente las preocupaciones por la vestimenta estaban reservadas a unos pocos con el poder adquisitivo necesario. Pero a finales del Siglo XIX, con la llegada de la producción a gran escala, surgieron las grandes fabricas, los primeros grandes almacenes y con ellos los conflictos ecológicos y sociales. Como en todos casi todos los ámbitos de la industria de aquella época las condiciones laborales erán totalmente precarias por lo que se sucedían episodios como el incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist que dio origen al día de la mujer.

Según la mayoría de las fuentes, fue en los años 50 fueron en los que, con la llegada del llamado «estado del bienestar», cuando el auge del consumo convirtió pasear y comprar en los grandes centros comerciales en un pasatiempo. Este auge del consumo estableció una economía basada en la producción en masa. En los siguientes años llegaría la proliferación global de centros comerciales, tiendas outlet y ventas estacionales que promovían e incentivaban un consumo irresponsable.

Pero como todo gran movimiento, al poco tiempo empezó a tener sus detractores, y a finales de la década de los 60 y principios de los 70, junto con el auge de otros movimientos sociales como la lucha para los derechos civiles y las manifestaciones contra la guerra de Vietnam, abanderadas por grandes figuras como Muhammad Alí, surgieron los primeros movimientos ecologistas.

Manifestación contra la guerra de Vietnan, cuna de movimientos ecológistas.

Estos movimientos no tardan en tener repercusión. Así el 22 de Abríl de 1970 se conmemora el primer día de la tierra. En lo referente a la moda sostenible surgió el movimiento «Do it yourself» (Hágalo usted mismo) y la concienciación a los consumidores del potencial de la ropa de segunda mano.

A finales del Siglo XX gran parte de la producción de ropa se externalizó a países donde las condiciones laborales eran precarias, sin salario mínimo, ni mínimo de edad para trabajar en muchos casos, con el fin de ahorrar costes y aumentar los beneficios. Pero las escandalosas condiciones de producción que poco a poco se iban conociendo, unidas a algunos accidentes como el del edificio Rana plaza que saltaron a las primeras páginas de los medios de comunicación afectaron a parte de las sociedad que ya empezaba a a tener una mentalidad y una cultura más ecológica y sostenible y demandaba (y seguimos demandando) cambios en la producción de la industria textil.

Así nacieron asociaciones como la Soil Association (1946), la Oeko-tex (1992), Ecolabel-index (2007) y otras que luchan por cambiar el modelo de la producción textil y los ámbitos de consumo creando pautas sostenibles y creando sellos que certifican esas buenas practicas.

Por último, no podemos dejar de mencionar que el auge de la moda sostenible ha estado muy aparejada al crecimiento del comercio electrónico ya que los potenciales consumidores podían tener acceso por primera vez a prendas ecológicas con tan solo unos clic.

¿Por qué debemos usar ropa ecológica?

La industria textil es la segunda más contaminante del planeta, solo superada por la petrolífera. Este dato nos da una idea de la vital importancia que tiene conseguir una concienciación social sobre los problemas de esta industria. Y además es un problema al que como consumidores debemos poner solución ya que si no comprásemos las grandes marcas dejarían de producir.

Suele considerarse a la gente que con más conciencia social y medioambiental altruista y generosa ya que miramos por el bien colectivo, aunque realmente las razones para usar moda sostenible podrían ser totalmente egoístas ya que todas las ventajas de mantener un consumo responsable van a repercutir directamente en ti.

Ventajas para el planeta.

  • Se evitan materiales contaminantes inorgánicos como plásticos y derivados.
  • Se evita aumentar la emisión de gases que contribuyan al efecto invernadero.
  • Promueve un consumo responsable y justo. Consumo de menos productos pero de mejor calidad y elaborado en mejores condiciones sociales.

Ventajas de las prendas en sí

  • Su calidad está muy por encima de la media.
  • Son prendas elaboradas para una mayor durabilidad.
  • Sus tejidos producen menos alergias.
  • Son prendas más transpirables.

Contra el usar y tirar. Consumo responsable.

Además la filosofía de la moda sostenible incluye entre sus objetivos una concienciación social sobre el consumo responsable en general y sobre el de las prendas de vestir en particular. Para lograr este objetivo promueve el uso de prendas derivadas de tejidos reciclados.

¿Que tipos de ropa ecológica podemos encontrar?

Tipos de tejido.

  • Bambú: El tejido de bambú esta en auge gracias a sus cualidades que lo convierten en un tejido muy transpirable, muy suave y con una caída similar a la de la seda. La planta del bambú tiene un ciclo de crecimiento muy rápido y para cuyo cultivo no hacen falta grandes recursos ni sustancias toxicas como plaguicidas, pesticidas o fertilizantes.
  • Algodón orgánico: El algodón orgánico es como se conoce en el mundo ecológico al algodón que se obtiene en tierras certificadas libres de sustancias tóxicas. El cultivo de este tejido se obtiene mediante rotación en lugar de utilizar recursos artificiales como fertilizantes y pesticidas.
  • Algodón reciclado: Este tejido es uno de los que más protege al medio ambiente ya que no son necesarios nuevos cultivos conllevando un importante ahorro de energía y recursos.
  • El cáñamo: El cáñamo se ha utilizado para vestir desde la antiguedad. Perdió protagonismo con la aparición de fibras sintéticas y actualmente solo representa un 0,5% de la producción mundial.
  • El lino: Es otro tejido muy utilizado en la antigüedad cuya producción cayó en picado con la aparición de la producción industrial.
  • Otros; Como posos del café, tejidos de piña o tejidos que se obtienen del plástico reciclado recogido del mar.

 Tipos de prenda.

Actualmente una persona puede adquirir un vestuario completamente ecológico y vestir moda sostenible desde la cabeza a los pies. Las cada vez más habituales marcas de moda sostenible ofrecen prendas de todo tipo tales como camisetas, sudaderas, jerséis, vaqueros, calzado, ropa interior e incluso gafas de sol.

¿Cómo sabemos que ropa es ecológica?

Como ya hemos mencionado existen algunas asociaciones y organizaciones internacionales que se encargan de certificar que se cumplen una serie de parámetros que han ido elaborando y mejorando con el tiempo. Estos requisitos deben cumplirse tanto en el proceso de producción de los tejidos, en la elaboración de las prendas y en el proceso de comercialización. Cada organización se preocupa de que se cumplan unos requisitos específicos en virtud de los cuales otorgan unos sellos de calidad. Los aspectos que más se suelen reclamar son la no emisión de gases que contribuyan a incrementar el efecto invernadero y que se cumplan unas condiciones laborales dignas en el proceso de elaboración.

¿Quien usa moda sostenible?                                                   

La moda sostenible está en auge como podemos deducir de su reciente incorporación a las pasarelas más conocidas de la industria de la moda. En general hay cada vez una mayor conciencia ecológica y son cada vez más voces las que reclaman una moda sostenible basada en principios éticos.  Este movimiento también ha tenido su reflejo entre las jóvenes celebridades del cine como Anne Hathaway o Emma Watson.

¿Y tú qué razones tienes para usar moda sostenible?

Cookie Man

Ecoolism utiliza cookies para mejorar tu experiencia de compra online, más info.