Steve Jobs

STEVE JOBS

No fue el más grande inventor en el ámbito tecnológico, pero sí logró que toda esa tecnología pudiese llegar a nuestras manos, sus aportes cambiaron nuestras vidas y la forma de ver el mundo.
Steve Paul Jobs nació en San Francisco, California, el 24 de febrero de 1955, fruto de la relación de Abdulfattah “John” Jandali un inmigrante sirio musulmán y Joane Carol Schieble, una estadounidense de ascendencia suiza y alemana, dos estudiantes universitarios que lo entregaron en adopción a una pareja de clase media, Paul y Clara Jobs de origen armenio. Su padre era maquinista de la compañía estatal ferroviaria y su madre ama de casa.
En 1961, la familia se trasladó a Mountain View, una ciudad al sur de Palo Alto, que empezaba a convertirse en una centro importante de la industria de la electrónica. Allí acudió a la escuela y a secundaria. A Jobs le interesaba bastante la electrónica, razón por la que llegó a unirse al club llamado Helwet-Packard explorer Club, donde quedó impresionado al ver el primer ordenador, en ese momento supo que quería dedicarse a trabajar con computadores. Tras agradar al presidente de HP, este le ofreció trabajar como un empleado veraniego, coincidiendo allí con Steve Wozniak.

En 1972, entra en la universidad de The Reed College en Portland, Oregón. Asiste a ella tan solo 6 meses antes de abandonarla debido al alto costo de sus estudios, pero en lugar de regresar a casa, continua asistiendo a clases como oyente unos 18 meses más, viviendo a base de trabajos con pequeños ingresos.

“Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”.

Tras dos años fuera de casa, en otoño de 1974 regresa a California, con el objetivo de realizar un retiro espiritual en la India, de su experiencia en este viaje Jobs llegó a decir posteriormente: “ La gente de la India no utiliza su intelecto como nosotros; ellos utilizan su intuición, y su intuición estás desarrollada que en el resto del mundo. La intuición es una cosa muy poderosa, más poderosa que el intelecto. Esto tuvo un gran impacto en mi trabajo”
A su llegada consiguió un trabajo como técnico en la empresa fabricante de videojuegos Atari, donde colaboró en la creación del juego Breakout de la mano de Steve Wozniak, con el que empezaría a asistir a reuniones del “Homebrew Computer Club” , donde Wozniak le enseñó un proyecto en el que estaba trabajando, un ordenador casero, Jobs quedó fascinado y vio grandes posibilidades mercantiles y convenció a su amigo para fabricar uno. Jobs no tenía ni idea de informática, pero a diferencia del resto, tenía algo especial…visión. Decidió dejar Atari y fundar Apple Computer junto a Steve Wozniak, que en ese momento trabajaba para Helwet-Packard y debido a su contrato, Wozniak tuvo que dar a conocer su intención de construir un ordenador personal a HP, que desechó la idea al considerarla ridícula.

“Cuando se innova, se corre el riesgo de cometer errores. Es mejor admitirlo rápidamente y
continuar con otra innovación”.

Jobs invirtió todo lo que tenía, llegando a vender incluso su furgoneta y empezaron a trabajar en el garaje de su casa, pero llegaron a un punto de estancamiento porque nadie veía factible el negocio de los ordenadores personales. Curiosamente, IBM también encontró absurda la idea. Jobs llegaba a realizar más de 50 llamadas al día tratando de conseguir un socio que pudiese invertir en su idea,hasta conocer a Mike Markkula, un empresario que aportó su experiencia en los negocios y un cheque de 250.000$ para poder fundar Apple Computer Company en el año 1976.
Tras la consecución del primer ordenador personal, llamado Apple I, Jobs se dedicó a su promoción entre otros aficionados a la informática, tiendas y ferias de electrónica digital, llegando a vender unos 200 ejemplares. Jobs no tarda en darse cuenta de que una clientela restringida a expertos o entendidos en informática no es suficiente, su ambición es vender ordenadores al público en general, así que pide a Wozniak que perfeccione su invento y lo haga accesible a más gente. Este se pone a trabajar y obtiene el fruto de su trabajo un par de semanas después, el Apple II.

La visión de Jobs se vio reflejada en este ordenador, en primer lugar tiene mucho que ver con el diseño, el Apple II pierde la burda apariencia de su antecesor, y se presenta en una caja de plástico con un monitor y una unidad de disco, Jobs acababa de transformar una extraña máquina en un objeto de consumo masivo. Todo lo que restaba entonces era convencer a los estadounidenses de que adquiriesen ese producto del futuro para sus hogares, y lo logró a través de la publicidad. En su primera campaña muestra a la máquina como un elemento más de la vida cotidiana, ( a finales de los 70 eso es algo que aun pertenece al mundo de la ciencia ficción ), y ahí es donde reside la genialidad de Jobs, en llevar la tecnología a nuestra vida 20 años antes de la era de internet, convirtiéndose en el primer hombre en imaginar productos sencillos útiles y entretenidos que cambiarían para siempre nuestras vidas. En 1978 llegaron a vender unas 1000 unidades al mes.
A finales de la década de los 80 la joven compañía cotiza en bolsa y abre sus puertas al mercado, se venden casi 5 millones de acciones de Apple en pocos minutos. El valor de la compañía subió un 32% el primer día, ambos jóvenes se convirtieron en millonarios de la noche a la mañana. Pero poco a poco el genial inventor Steve Wozniak se retiró de la empresa para dedicarse a sus pasiones improvisando inventos extraños e incluso organizar grandes conciertos de música folk, es más tener a Jobs como socio no era tarea fácil, nunca tenía suficiente, quería controlarlo absolutamente todo, para Jobs la aventura apenas comenzaba. El joven jefe de la empresa se convierte en el favorito de los medios de comunicación, icono de una nueva generación aparece en las portadas de las principales revistas, lo presentan como un gurú de Silicon Valley y su aura se extiende a través del atlántico para llegar hasta Europa. Era un héroe cultural a sus veintitantos años.
Steve Jobs, que no era precisamente modesto, se convertiría en un auténtico megalómano, su objetivo era convertirse en el líder indiscutible del mundo de la tecnología, cualquier cosa por debajo de eso, sería inaceptable. En 1981 el sector de la tecnología está dominado por IBM, por entonces una de las mayores multinacionales del mundo, con más de 350.000 empleados, fabrica la mayoría de los sistemas centrales de los ordenadores del mundo. Sin embargo ese año IBM, decide introducirse en el mercado de los ordenadores personales con el lanzamiento del IBM PC, en gran parte inspirado en el Apple II, conseguiría este gran competidor socavar la reciente supremacía de Apple? La respuesta de Jobs y su equipo fue un rotundo NO. No creyeron ni un momento en el futuro del Pc de IBM, incluso lo celebraron brindando con un zumo de frutas. Sin embargo, a pesar del desprecio de Jobs por el Pc, este se vendía bien, incluso invadió la cuota de mercado del Apple II, pero su éxito se reducía a tan solo tres letras: IBM.
Dolido en su orgullo, Jobs decide reaccionar, convencido de su superioridad quiere aplastar a IBM, se convierte en su obsesión y para combatir en esta guerra contrata a un empresario, pero no a uno cualquiera, sino a John Sculley, director ejecutivo de Pepsi-Cola, un hombre famoso por aplastar a una gran competencia: Coca-Cola. La colaboración de estos dos hombres, se convierte en noticia de primera plana, su plan para derrotar a IBM incluso acapara los titulares de Bussinesweek, Steve no tiene ninguna duda, como se aprecia en el modo en que pidió a Sculley que se uniera a su equipo, le dijo: “Quieres seguir vendiendo agua azucarada o quieres tener la oportunidad de cambiar el mundo”. Esa era la misión de Steve Jobs, cambiar el mundo, y haría todo lo posible para que eso sucediera sin importar el coste. Se dedicó al 100% a la realización de un gran proyecto, un ordenador tan vanguardista que superaría a su competidor IBM para siempre, su nombre…Macintosh. Para diseñarlo exigió la entrega total de sus equipos, los ingenieros de Apple, deben estar dispuestos a sacrificarlo todo, empujaba a sus empleados hasta el límite, hay una anécdota famosa, y es que hizo camisetas para sus empleados de Macintosh en las que ponía: “ Trabajo 90 horas a la semana y me encanta”.

Después de 3 años a ese ritmo frenético el Macintosh por fin estaba listo, la fecha prevista para su lanzamiento, Enero de 1984, sin embargo 1984 es también el título de una novela de George Orwell, un libro futurista que denuncia una gran sociedad totalitaria dominada por un dictador: El Gran Hermano, Jobs quería usar su mensaje y convence a Ridley Scott para que ruede un anuncio cuyo mensaje era: “Vamos a demostrar que 1984 no será como 1984”, muestra a una multitud de personas sin expresión, grises, caminando como robots hasta un auditorio donde escucharán el discurso del gran hermano. Los esclavos del anuncio representan a los empleados de IBM condenados a utilizar sus ordenadores en su compañía, mientras que la joven deportista rebelde representa a Macintosh obviamente, que llega para liberar a las personas de la opresión de las computadoras centrales, del aburrimiento, Apple iba a salvarlos a todos. La razón por la cual el Macintosh no apareció en el anuncio, es porque Jobs quería tener el privilegio de poder presentar su creación al mundo entero. El 24 de enero de 1984, ante un auditorio enloquecido y frenético Steve Jobs organizó su propia consagración, en un espectáculo al estilo estadounidense, para su gloria y la de su creación, se dispone a demostrar su avance tecnológico, logrando al fin que la interacción con el ordenador sea más humana. Jobs apenas podía ocultar su emoción convencido de que «su bebé» le permitirá aplastar a IBM hay llegar a ser, por supuesto, el amo del mundo.

A los 29 años está en el pináculo de su gloria, el Mac y su presentación, son un golpe de genio. Él no es su inventor ni su ingeniero, sin embargo el Mac es su criatura, el primer ordenador de la historia, la prensa fue unánime y en cuestión de ventas fue un golpe de gracia, a pesar de su elevado precio, el Macintosh triunfa, 2500$, el doble que un IBM. Lo que distinguía al Mac del resto, era su facilidad de uso, hasta un niño podía usarlo, todo gracias a avances revolucionarios como el ratón, lo que hacía que todo fuera posible era su cerebro, su sistema operativo que iba 10 años por delante de sus competidores.
Jobs se convenció de que había alcanzado la cumbre, solo y sin rivales, sin embargo existía un problema, cegado por su combate con el gigante IBM, no vio que otra amenaza acechaba cuyo nombre era Bill Gates, un joven genio de la informática con la misma edad de Steve Jobs y que al igual que Jobs, también creó su propia empresa muy joven: Microsoft, sin embargo en 1984, el año de la explosión de Apple, seguía siendo una pequeña empresa. A diferencia de Apple, Microsoft, no fabricaba ordenadores, solo aplicaciones y también crea su propio sistema operativo, a pesar de ello, Bill Gates está impresionado con el sistema de equipamiento del Mac, incluso lo alaba públicamente, pero nadie sospechaba en ese momento que Bill Gates tenía un proyecto en mente: descubrir el secreto del Macintosh. Bajo su propia marca, quería crear un sistema igual de avanzado con la inconfesa intención de venderlo a los rivales de Apple.
Bill Gates traicionó a Apple, puesto que desde hacía algún tiempo había estado trabajando para ellos proporcionándoles software. En ese momento los ingenieros del grupo no veían necesidad de ser cautelosos con este pequeño proveedor, algo que aprovecharía averiguando discretamente todo lo posible sobre el sistema Macintosh. Pero pasó un tiempo antes de que Apple lo descubriera, a pesar de que Gates se mostrara cada vez más curioso. Al poco tiempo y milagrosamente la tecnología de los Pc´s se equiparó al de los Macintosh, todo gracias a un nuevo programa de Microsoft, Bill acababa de lanzar su propio sistema operativo, Windows, inspirado directamente del cerebro del Mac. Bill lo había logrado, Windows no tardaría en ser parte integrante de la mayoria de los ordenadores del planeta a un precio que no dejaba margen a la competencia, situación desastrosa para Apple dado que sus ventas cayeron en picado en cuestión de semanas.
Para superar la crisis y preocupados por la empresa, John Sculley decidió adoptar una medida hasta la fecha impensable, despedir al padre del Macintosh y fundador histórico de Apple, Steve Jobs. Para él fue una trágica decepción ser desterrado de su propia empresa a la edad de 30 años.
Era 1985 y Steve Jobs incluso considera dejar Silicon Valley para siempre y dedicarse a otra cosa, pero es un luchador, un extraordinario emprendedor, y decide poner en marcha una empresa de tecnología de la información llamada Next como una sucesión a Apple.
Un año más tarde compra los estudios Pixar a George Lucas, que en ese momento era solo una compañía de efectos especiales. Pixar acabaría produciendo Toy Story, Buscando a Nemo y Los Increíbles, películas que revolucionarían el mundo de la animación y que incluso ganaría Oscars, como es le caso de Toy History. Una vez más Jobs demostró ser un visionario.
Mientras tanto a mediados de los 90 Microsoft controla la industria de la tecnología de la información, es una descomunal potencia económica, casi un monopolio, el 97% de los ordenadores del mundo funciona con su sistema operativo. Por otro lado desde la marcha de Steve Jobs, Apple sigue perdiendo terreno, la marca necesita urgentemente una reforma, de lo contrario estaba prácticamente condenada a su desaparición. La gente había perdido la confianza, incluso sus seguidores más acérrimos.
En ese momento Apple acababa de contratar a un nuevo director general, Gilbert Amelio, que despidió a John Sculley y a su vez decidió arriesgarlo todo a una carta llamando al hombre del momento, el gurú de los comienzos de la compañía y símbolo de la edad de oro de Apple, Steve Jobs, que a sus 42 años seguía teniendo la cabeza llena de ideas.

“La innovación es lo que distingue a un líder de un seguidor”.

En agosto del 97, el fundador de Apple, firma su regreso con un mega espectáculo digno de los viejos tiempos. Esperado como el mesías por los fieles seguidores de la marca, Steve Jobs anuncia unas medidas de rescate para sacar a Apple del abismo y comienza con un giro dramático de los acontecimientos, da la noticia de que ha firmado un acuerdo con Microsoft en el que resuelven sus diferencias, Jobs retira todos los procedimientos legales contra Gates, a quien había acusado de copiar su máquina, por su parte, Bill suministra a Steve programas para sus ordenadores y un cheque de 150 millones de dolares. Se parece mucho a un pacto con el diablo, pero Jobs está dispuesto a cualquier cosa con tal de rescatar a Apple del borde del abismo, pero sobretodo y lo que es más importante: resucitar la marca, y nadie pudo hacerlo mejor que Jobs, porque sus mayores activos y sus armas letales son los productos que vende.
Y así nació el iMac, un ordenador más atractivo visualmente, al parecer una gigantesca pelota translucidas de llamativos colores y tecnológicamente hablando muy avanzado al no disponer de torre, ni disco duro, con un modem interno y con una interfaz fácil de usar incluso para los niños y todo dentro del monitor y además se vendía por tan solo 1300$, hecho que lo hacía más asequible, queriendo Jobs así, hacer los mejores y más bellos ordenadores del mundo. De esa forma Jobs,el hijo pródigo, tuvo un regreso triunfal, su nuevo bebé, el iMac, anuncia la era de internet y se venden como rosquillas.
Pero las ideas de Steve Jobs van mucho más allá, su increíble visión de futuro no se limita solo a los ordenadores, habiendo democratizado ya la informática, Apple, se lanza audazmente al mercado del entretenimiento masivo, la música se convierte en su nuevo patio de recreo, y Jobs saca un pequeño y curioso dispositivo para escucharla, dado que permite llevar toda la biblioteca musical en el bolsillo, nace el iPod, un pequeño reproductor de música que se convierte en un objeto de culto y un auténtico fenómeno cultural, cambia la forma en que escuchamos la música.
El iPod disfruta de un éxito estraordinário y rápidamente se convierte en el reproductor digital portátil número uno en el mundo. Apple ya ha vendido 275 millones de unidades y junto con el iPod viene el iTunes, la inseparable aplicación para la gestión de su música, que steve Jobs vende online, lo que es más, Apple fija los precios, 9´99$ el álbum y 99 Céntimos la canción. La industria de la música queda a sus pies al tomar como referencia sus precios, y todo el mundo sale ganando, ya que Apple transfiere parte de sus ganancias a las discográficas, y estas quedan encantadas con su volumen de ventas, tras un año de su aparición Apple vende 50m millones de canciones, 500 al año siguiente y más de 10.000 millones en la actualidad.
Y eso no es todo, Apple tiene otras ideas revolucionarias en desarrollo, sin embargo, una inesperada revelación afecta profundamente el curso de los acontecimientos, en junio de 2004, Jobs anuncia que padece cáncer de páncreas, un grave tumor con muy mal pronóstico, pero Jobs es un luchador y vive cada día como una oportunidad más para saborear la vida al máximo.
Al año siguiente, en junio de 2005, la universidad de Stanford nombra a Jobs, el hombre autodidacta, Doctor Honoris Causa, Jobs se dirige a un público cautivado hablando sobre la muerte, pero dándole, de hecho, una lección de la vida: “-Recordar que todos vamos a morir, es la herramienta que he usado para tomar las grandes decisiones en la vida.” Aconseja a los estudiantes que no dejen sus vidas pasar y que persigan activamente sus sueños. “- Vuestro tiempo es limitado, no lo perdáis viviendo la vida de otros. Tened el coraje de seguir vuestro corazón e intuición. Tened ambición, perseguid lo absurdo.” Es un precepto que Steve Jobs siguió toda su vida, pero el 12 de junio de 2005, sabe que sus días están contados y su urgencia por finalizar su inacabada obra maestra, es ahora mayor que nunca.
Tras los ordenadores y la música llegó el teléfono, el 9 de enero del 2007 el mundo de la telefonía móvil sufrió una auténtica revolución. En un espectáculo perfectamente coregrafiado, Steve Jobs como un mesías de los tiempos modernos lanza su última maravilla con una sola intención en mente, ser la referencia en la telefonía móvil y sobre todo un evento con el poder de causar un gran revuelo. Tras su lanzamiento, se desata la histeria, en todo el mundo, las mismas colas frente a las tiendas con sus clientes blandiendo sus iPhones como un trofeo, el mundo de los teléfonos móviles nunca ha visto nada parecido. En tres años Apple, vendería 75 millones de iPhones.

Con renovada confianza, Steve Jobs aprovecha la oportunidad para renovar un viejo producto de Apple, una tableta de pantalla táctil comercializada durante su ausencia que había sido un fracaso total, en1993 puede que la idea fuera buena, pero no había sido formulada por el maestro y eso marcaba la diferencia. El 27 de enero del 2010 Jobs presenta su obra más ambiciosa hasta la fecha, está muy débil debido a su enfermedad, pero tan emocionado como un niño con su juguete nuevo.
Sin embargo por primera vez, los especialistas se preguntan si Steve no ha cometido un error. Por una vez Apple asumía un gran riesgo, hasta ahora habían entrado en mercados ya existentes, lanzaron el iPod que en realidad es un Walkman, y luego vino el iPhone, pero en esa ocasión era algo nuevo, un ordenador con forma de tableta y pantalla táctil, había productos similares en el mercado, pero carecían del aura de Apple y no habían tenido éxito, Apple corría el riego de equivocarse, es más, dónde situarlo? Es un híbrido a medio camino entre un ordenador portátil y un teléfono móvil, carece de puerto usb, de reproductor de dvd y de webcam. El iPad es desconcertante, pero Steve Jobs no duda, nunca lo hace, y al parecer con razón, ya que el iPad es un éxito rotundo, también es una mina de oro para la empresa ya que aparte de sus funciones inherentes el iPad es una gigantesca tienda online donde se pueden encontrar cientos de miles de aplicaciones de pago par descargar y por supuesto de cada compra Apple se lleva una parte. Sin embargo lo más impresionante de todo, es que con el iPad entramos en una nueva era de la tecnología de la información, al estar en un momento crucial en el que las tabletas podían enterrar a los ordenadores.
Con el Mac, el iMac, el iPod, el iPhone y el iPad, Steve Jobs logró cumplir parte de su sueño, él que había prometido hacer un ordenador tan fácil de usar como una tostadora, ganó su apuesta. Lograr que la tecnologia de la información sea parte de nuestra vida cotidiana. Esa fue su razón de vivir durante más de 30 años, y en cierto modo, logró cambiar el mundo. La historia estaba lejos de terminar pero Steve Jobs tuvo que retirarse de la carrera, el 2 de marzo del 2011, hizo su última presentación ante un emocionado público y el 24 de agosto, agotado por su enfermedad, decidió apartarse a un lado y dimitir de su puesto como director ejecutivo de Apple. Despues de enfrentarse a la muerte durante tanto tiempo, vivió cada día como si fuera el último y sin duda fue ese el motivo de que durante sus últimos años al frente de Apple fuera tan creativo.

El 5 de octubre de 2011, la muerte le dio alcance, Apple una de las empresas más ricas del mundo, es ahora huérfana.

FRASES CÉLEBRES
. «El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre.»
• “Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otra persona […] No
dejes que el ruido de las opiniones de otros apague tu propia voz interior”.
• “Es más divertido hacerse pirata que unirse a la marina”.
• “Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón”.
• “Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Y si la
respuesta era no durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo”.
• “Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir para llegar ahí”.
• “No hemos sido los primeros, pero seremos los mejores”.
• “Tenga un criterio de calidad. Algunas personas no están acostumbradas a un entorno en el
que se espera la excelencia”.
• “Estoy convencido de que la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que
no triunfan es la perseverancia”.

Cookie Man

Ecoolism utiliza cookies para mejorar tu experiencia de compra online, más info.