Marilyn Monroe

MARILYN MONROE

Marilyn Monroe (1926-1962) es un símbolo del SXX, su imagen de rubia despampanante se ganó el corazón de millones de personas en todo el mundo. Su viaje para convertirse en la estrella más hermosa y glamurosa de Hollywood, sorprendentemente partió de una infancia de pobreza y abandono. La fascinación continua que genera Marilyn, deriva en parte de lo prematuro de su muerte y su leyenda no ha hecho más que crecer desde que nos dejó. Se ha dicho de Marilyn que jugó la mejor partida posible con la peor mano. Nació como hija ilegítima, con el nombre de Norma Jean Baker.

De la fábrica a Hollywood

Norma Jean sufrió una infancia de pobreza, miseria y malos tratos. Pasó varios años en hogares de acogida y orfanatos, y su madre fue internada tras sufrir una crisis nerviosa. Escapó de esta vida terrible a los 16 años con un matrimonio concertado. Al estallar la 2ª Guerra Mundial, muchos de los puestos de trabajo, hasta la fecha únicamente reservados para hombres, pasaron a ser ocupados por las mujeres. Norma Jean tampoco fue una excepción y empezó a trabajar en una fábrica. En cierta ocasión,  un reportero que deseaba hacer un reportaje acerca de ese fenómeno y al realizar fotografías a Norma Jean, se quedó impresionado de lo fotogénica que era, así que la contrataron como modelo. Su marido no aprobaba su recién iniciada carrera de modelo y el matrimonio se separó. Marilyn reflexionaría al respecto: -“De pequeña nadie me dijo que era guapa y a todas las niñas deberían decírseles que son guapas, aunque no lo sean”. Se marchó a Hollywood con un sueño en plena edad de oro, cuando la industria del cine era extremadamente prospera y poderosa, Paramount, Twenty Century Fox y Metro, eran los estudios de mayor éxito de la época producían un gran número de películas de las que nacieron multitud de estrellas. Norma Jean soñaba con unirse a sus ídolos y convertirse en una estrella. Posteriormente diría: –“Soñar con ser actriz es más emocionante que serlo”.

“De pequeña nadie me dijo que era guapa y a todas las niñas deberían decirles que son guapas, aunque no lo sean”

Norma Jean consiguió un contrato de un año en la Twenty Century Fox y cambió su nombre por el de Marilyn Monroe. En los años siguientes fue elegida para varios papeles pequeños y firmó un contrato de siete años para los estudios Fox, pero  en ese momento Marilyn estaba en bancarrota, no había ofertas de películas en el horizonte y conseguía muy pocos trabajos de modelo. Le propusieron que posara desnuda para un calendario y debido a sus problemas económicos accedió y le pagaron unos míseros 50 dólares de la época por la sesión. Las ventas del calendario alcanzaron los 8 millones de copias y la revista PlayBoy usó las fotos en su primer número, estas fotografías catapultaron a Marilyn Monroe al super estrellato, parece ser que a continuación hizo estas declaraciones:

“Hollywood es un lugar donde te pagarán 1000 dólares por un beso y 50 centavos por tu alma”.

Sus primeros papeles:

Su primer papel cinematográfico serio llegó al año siguiente con una intervención pequeña pero crucial en“La Jungla Del Asfalto”, por la que recibió críticas favorables. Además de su recién carrera de actriz en películas como “Eva Al Desnudo” y “Las Chicas Del Coro”, Marilyn también posó para fotografías publicitarias, estas fotos llamaron la atención de militares, aficionados al cine y editores de periódicos de todo el mundo. También atrajeron las miradas del legendario jugador de baseball Joe DiMaggio quien contactó con ella enseguida y pidió a Marilyn una cita. Marilyn era reacia a conocer a DiMaggio porque no le gustaba el baseball y no le atraían las figuras del deporte. A pesar de sus diferencias la inverosímil pareja empezó a salir, porque DiMaggio dejó una buena primera impresión. La forma en que Joe cortejó a Marilyn fascinó al mundo, pero su relación estuvo plagada de problemas casi desde el principio, debido sobre todo, a la naturaleza pública de la carrera de Marilyn. DiMaggio era un hombre tímido que esquivaba a la publicidad y a la prensa, mientras que la carrera de Marilyn vivía de ella. La carrera de Marilyn iba viento en popa gracias al éxito en taquilla de “Los Caballeros Las Prefieren Rubias” Marilyn y Jane Russell, recibieron una invitación para dejar sus huellas y firmas en el cemento del patio de entrada del Grauman’s Chinese Theatre de Hollywood.

Ya es una estrella.

Ya era una auténtica estrella de cine, pero Marilyn no se lo creía. A pesar de su belleza y de una personalidad pública relajada, Marilyn tenía una gran inseguridad sobre su capacidad para actuar. A menudo necesitaba reforzar su confianza antes de salir al set y obligaba a sus compañeros de reparto a esperar varias horas, por lo que muchos la consideraban poco profesional. Aunque cada vez llegaba más tarde, Marilyn participó en tres éxitos de taquilla consecutivos en 1953, fue una racha de buena suerte que la convirtió en la estrella de cine más popular al año siguiente. Apoyándose en una popularidad sin precedentes, Marilyn exigió más control sobre sus papeles futuros además de un mejor salario a la Twenty Century Fox. El estudio amenazó con despedirla, aparentemente imperturbable ante las amenazas de los estudios, Marilyn respondió casándose con Joe DiMaggio. Marilyn consiguió un enorme apoyo mediático y del público gracias a su matrimonio con el ídolo de América. Unos días después de su boda, Fox dió marcha atrás y comunicó a Marilyn que todo quedaría olvidado si volvía al trabajo. Se firmó finalmente una tregua por la que se mejoró el salario de Marilyn. Se fueron de viaje de luna de miel a Japón y al llegar al aeropuerto de Tokio, la multitud de fans, fotógrafos y periodistas se excedió tanto en su entusiasmo por la Marilyn y Joe que la pareja tuvo que volver a meterse en el avión.

En esta época, la guerra de Corea estaba en su máximo apogeo, a tan solo unos kilómetros de Japón. En una fiesta ofrecida en Tokio, un oficial de alta graduación del ejército estadounidense preguntó a Marilyn si consideraría la posibilidad de actuar frente a las tropas destinadas en Corea, ella aceptó encantada la invitación aunque a Joe le preocupaba los posibles riesgos. Al parecer Marilyn viajó a Corea a pesar de la fuerte oposición de DiMaggio, esta escapada de Marilyn supuso un motivo de discordia entre los recién casados. Marilyn repetiría más de una vez a lo largo de su vida que la veneración que sintió en Corea por parte de los militares le ayudó a superar el miedo a actuar delante de grandes multitudes. Fue el punto más álgido de su carrera.

Llena de confianza, Marilyn negoció con éxito su camino hacia el papel protagonista de “La Tentación Vive Arriba” , esto demostró el poder que ahora tenía sobre los ejecutivos del estudio, pero en su vida personal, Joe y Marilyn tenían problemas y pasaban mucho tiempo separados. Durante el rodaje de la famosa escena en que se le levanta el vestido en “La Tentación Vive Arriba”, DiMaggio entró en el set, se enojó al ver a su mujer y gritó…Qué demonios pasa aquí?. Joe sentía un enorme desprecio no solo por la exposición pública de los encantos de Marilyn sino por una profesión que lo exigía, poco después de este suceso, que recibiría mucha publicidad, Marilyn y Joe firmaron el divorcio.

“La Tentación Vive Arriba” fue un éxito de taquilla y Marilyn tuvo otra pelea con la Fox. Fue entonces cuando cambió su residencia de Hollywood por Nueva York donde se puso a estudiar interpretación. Fundó su propia productora para conseguir mejores papeles, estaba decidida a convertirse en una actriz dramática seria con o sin el estudio. Hizo amistad con intelectuales y empezó a salir con el dramaturgo estadounidense Arthur Miller y finalmente los estudios Fox aceptaron las demandas de Marilyn, entre las que figuraban que tenía que dar su aprobación tanto al director, como al guión, también obtuvo una subida salarial hasta llegar a los 100.000 dólares por película, y se le permitió rodar otras películas con productores independientes y con otros estudios. La victoria de Marilyn no solo se convirtió en hito, sino que demostró que era una fuerza con la que había que contar. Tremendamente animada, volvió a Hollywood para protagonizar la película “Bus Stop”, su interpretación en esa película está considerada la mejor de su carrera, una vez terminada Marilyn volvió a Nueva York y se casó con Arthur Miller en una sencilla ceremonia civil. No solo adoraba a su nuevo marido, sino que le admiraba por su talento y logros. A continuación viajó a Londres para empezar el rodaje de su siguiente película, “El Príncipe y La Corista”. Su marido la acompañó a pesar de tener que ir a testificar ante el comité de actividades antiamericanas para explicar su supuesta afiliación comunista. Durante las vistas Marilyn apoyó a su marido, tanto en privado como en público y declaró ante los periodistas que creía que su marido ganaría el caso, posteriormente Miller pagaría una multa de 500 dólares para zanjar el asunto. La película fue el primer proyecto independiente en el que se embarcó Marilyn Monroe Productions.

El principio del fin.

Monroe compartió protagonismo con Laurence Olivier, que también dirigió la película. Este se sentía frustrado con Marilyn, y a menudo le levantaba la voz enfadado, incluso de vez en cuando la insultaba y Marilyn respondía llegando al set horas tarde y en ocasiones ni aparecía. Miller asumió sus deberes como cuidador y representante de su inestable mujer, y más de una vez se tenía que poner en la difícil posición de tener que defender o explicar la conducta de Marilyn. Marilyn cayó en un insomnio crónico, a menudo se ponía histérica durante las largas noches, las vigilias nocturnas se convirtieron en algo habitual para Miller. Una Marilyn claramente alterada en una ocasión dijo: “- Primero intento demostrarme a mi misma que soy una persona, después tal vez me convenza de que soy actriz”. Durante el rodaje de la película, Marilyn recibió una invitación a participar en una velada artística ofrecida a la reina Isabel. Tras el rodaje de la película, Marilyn sufrió su primer aborto, esto provocó en ella un comportamiento desagradable y una gran dependencia hacia su marido, cosa que afectó a su matrimonio considerablemente, dado que ella deseaba fuertemente tener hijos.

Casi dos años después volvió a los rodajes con la producción “Con Faldas Y A Lo Loco”. El abuso de las drogas y su dependencia al alcohol, paralizaron la producción y provocaron que la película excediera su presupuesto, sin embargo, económicamente fue un enorme éxito y una de las más populares de Marilyn. Desgraciadamente, nada más terminar el rodaje, Marilyn sufrió otro aborto. Mientras tanto Miller había terminado el guión y había elegido el reparto de su ansiada producción para el cine “Vidas Rebeldes”, su guión dramático y elaborado, prometía mostrar el talento de Marilyn en su máximo esplendor, pero la Twenty Century Fox explotó rápidamente la burbuja de todos, con la noticia de que Marilyn tenía que cumplir primero sus obligaciones primero con el estudio. La actriz accedió finalmente a participar en la comedia musical titulada “El Multimillonario”. La decepción de su aborto la llevó a ser vengativa e infiel con su marido. “El Multimillonario”, no fue el éxito de taquilla que esperaban los ejecutivos de la Fox.

Por fin Marilyn podía embarcarse en la producción de “Vidas Rebeldes”, protagonizada también por su ídolo Clark Gable. Desde el principio la película parecía condenada, dado que los problemas personales de Marilyn eran cada vez mayores. Cada vez se comportaba peor con Miller, hacia quien dirigía toda su hostilidad y frustraciones. Marilyn sufrió entonces una crisis nerviosa y pasó diez días en un hospital y la producción tuvo que suspenderse provisionalmente. La participación de Clark Gable para Marilyn fue como un regalo de los Dioses. Su adoración por Gable se remontaba a su infancia, cuando fantaseaba con que el atractivo actor fuese su padre. Los duros rodajes en los exteriores se hacían cada vez más insoportables, debido a las largas esperas por Marilyn. Públicamente Gable no mostró hostilidad hacia la actriz que estaba obviamente enferma. Sin embargo en privado, Gable reconoció su frustración con el comportamiento de la actriz y dejó entrever lo mucho que le fatigaba participar en la película, que se estrenó con críticas dispares y obtuvo pocos resultados en taquilla. A la conclusión del rodaje Marilyn y Miller por fin se separaron.

Marilyn intentó recluirse, pero sus deseos se vieron frustrados por el anuncio de la muerte de Clark Gable que sufrió un ataque al corazón letal el día de concluir “Vidas Rebeldes”. Debido a esa fatalidad, empezaron a circular rumores de que la viuda de gable culpaba a Marilyn de lo sucedido debido al estrés que tuvo que soportar durante el rodaje y las largas esperas en los exteriores bajo un calor excesivo. Tras conocer estas declaraciones Marilyn cayó en una profunda depresión al considerar que había provocado la muerte al hombre a quien consideraba la figura paterna de su vida.

En el peor momento de la actriz, Joe DiMaggio volvió a entrar en su vida, cuidó de ella tanto como le permitió hasta su muerte. Siguiendo el consejo de su Psiquiatra, fue ingresada en un hospital de Nueva York, donde se sentía tremendamente incómoda. DiMaggio arregló el alta de Marilyn y la trasladó a otro hospital. Cuando salió, tres semanas después, periodistas y fotógrafos bombardearon a Marilyn a las puertas del hospital. Además de una salud mental y emocional precaria, Marilyn también experimentaba toda una gama de trastornos físicos. Se sometió a una operación de vesícula, padeció una úlcera de colon y un sangrado anormal del útero. Dadas sus delicadas condiciones mentales y físicas, no trabajó como actriz en todo 1961.

Con el tiempo volvió a la Twenty Century Fox para empezar a trabajar en una producción titulada “Something’s Got To Give”. Había contraído un virus que la debilitaba y fatigaba. Conscientes de la enfermedad de Marilyn, los ejecutivos del estudio y su compañero de reparto Dean Martin, acordaron organizar el rodaje según la disponibilidad de la actriz. De los 33 días de rodaje, Marilyn había aparecido en el set solo doce veces, a menudo horas tarde y cuando aparecía rara vez filmaba una página de guión al día. Enfureció a los ejecutivos del estudio cuando se fue a Nueva York a cantarle el cumpleaños feliz al presidente Kennedy, incluso se rumoreó que había tenido una aventura con el presidente y su hermano menor Robert. Finalmente el jefe de producción, despidió a Marilyn de la película y esta acabó hundida. Cuentan que desesperada hizo varias llamadas al departamento de justicia donde trabajaba Robert Kennedy poco después de que la despidiesen, pero también se ha dicho que a estas alturas que Robert y sus consejeros decidieron que siu relación con Marilyn era demasiado peligrosa políticamente para continuar.

Un dramático desenlace:

El 4 de agosto de 1962, Marilyn se pasó toda la tarde y noche haciendo interminables llamadas de teléfono a sus amigos, a medida que avanzaba la noche su discurso se volvió cada vez más incoherente y en algún momento de esa noche, murió sola, con el teléfono todavía en la mano. Tristemente Marilyn Monroe solo tenía 36 años cuando murió. La conclusión de la investigación fue que Marilyn probablemente se había suicidado, al abusar de los sedantes para combatir el insomnio que padecía. Curiosamente en el funeral, organizado por DiMaggio, las últimas amistades que había hecho Marilyn en Hollywood, brillaron por su ausencia. Desde su fallecimiento, ha habido innumerables especulaciones sobre las causas de su muerte. Las teorías abarcan desde que los miembros del crimen organizado mataron a Marilyn para culpar a los Kennedy, hasta que los propios Kennedy la mataron para evitar un escándalo público. Se especula con que la última noche de su vida, Marilyn solo quería dormir para olvidar su desesperación como había hecho tantas veces antes y posiblemente bajo el fuerte efecto de las drogas simplemente perdió la cuenta del número de pastillas que había tomado.

La interminable fascinación del mundo con Marilyn, ha llevado a que se escríban numerosos libros sobre su vida y su polémica muerte. No obstante, debemos aceptar simplemente que Marilyn Monroe se llevó sus secretos con ella. Desgraciadamente las últimas voluntades y testamento de Marilyn, revelaron que tenía pocos amigos e incluso menos familia. Marilyn Monroe fue la encarnación de la super estrella de Hollywood, era una mujer hermosa e inteligente, una diosa del sexo que deseaba ser algo más, es triste que no encontrase corazón para amarse a sí misma mientras tanto, es una mujer que ha trascendido épocas, quizá simplemente llegó a este mundo antes de tiempo.

La fascinación de todo el mundo por Marilyn Monroe sigue viva, incluso hoy.

Cookie Man

Ecoolism utiliza cookies para mejorar tu experiencia de compra online, más info.